Este plan surge para dar respuesta a las dificultades detectadas en nuestros alumnos en dos de los aprendizajes que consideramos fundamentales: COMPRENSIÓN Y EXPRESIÓN ORAL Y ESCRITA.

Para confirmar la relevancia que estas competencias tienen en el éxito escolar, hemos visto la necesidad de plantear el refuerzo y el amplio desarrollo de su aprendizaje, a lo largo de todo el proceso educativo del alumno. Con el objetivo de que al finalizar dicho proceso, los alumnos sean capaces de hablar, escuchar, leer y escribir de forma aceptable.