Este plan tiene como objetivo principal continuar sensibilizando y educando en salud a toda la comunidad educativa, proponiendo numerosas actividades y estrategias educativas interdepartamentales para su promoción y fomento, como medida de atención prioritaria en la vida del centro y en la sociedad actual presente y futura.

La salud de las personas está determinada, en gran medida, por sus comportamientos y por el medio ambiente físico, social y cultural que les rodea.
En la sociedad actual a pesar de que el acceso a los servicios sanitarios es cada vez mayor y gratuito, es frecuente encontrar patologías que serían fácilmente prevenibles con hábitos correctos de salud y éstas cada vez se acontecen a edades más tempranas.

La salud se crea y se vive en el marco de la vida cotidiana: en los centros de enseñanza, de trabajo y de recreo.
La promoción y educación para la salud favorece el desarrollo personal y social en tanto que proporciona información, educación sanitaria y perfecciona las aptitudes indispensables para la vida. De este modo se incrementan las opciones disponibles para que la población ejerza un mayor control sobre su propia salud y sobre el medio ambiente y para que opte por todo lo que propicie la salud.

La malnutrición y demás trastornos relacionados con ella, como obesidad, delgadez extrema, anorexia, bulimia, vigorexia, ortorexia, están siendo protagonistas de un gran número de adolescentes en la actualidad. Su prevención pasa, en primer lugar, por dar a conocer y explicar la importancia de una correcta alimentación y su relación con la actividad física.

 

Para todo ello, se llevarán a cabo numerosas actividades y estrategias educativas desde las diferentes materias y departamentos orientadas a la promoción de la salud, hábitos correctos de alimentación, higiene personal y postural, práctica regular de actividad física, descanso, consumo alcohol, tabaco y otras drogas, prevención de accidentes, primeros auxilios y especialmente, ocupación activa del tiempo libre. 

El profesorado también sabe que no sólo se trata de "educar en salud", sino de facilitar un entorno saludable y una atención continuada hacia determinados aspectos relacionados con la educación de los sentimientos, las habilidades sociales, la autoestima, las conductas pro-sociales y la comunicación asertiva. Somos conscientes que la prevención es la mejor medida frente a cualquier gripe o enfermedad, nuestra meta es pasar “De la salud escolar a las Escuelas Promotoras de salud”